Usos del pretérito perfecto

El pretérito perfecto de indicativo es un tiempo verbal compuesto, es decir, para construirlo necesitamos el verbo haber (en este caso en presente) + participio. Por ejemplo:

he cantado / habéis comido / has vivido

Los tiempos verbales compuestos no se usan en todas las variedades del español, pero es interesante conocer sus usos para entenderlos y saber usarlos.

Hablar experiencias del pasado desde el presente

A veces queremos hablar de experiencias terminadas de nuestro pasado que son importantes porque tienen relación directa con nuestra situación actual o con quién somos en el momento en el que hablamos.

  • He estudiado durante mucho tiempo y ahora puedo hablar Gaeilge con fluidez.
  • No he viajado demasiado, así que no conozco muchos países.
  • Enriqueta ha crecido muchísimo desde la última vez que la vi, casi no la conozco.

También nos sirve para preguntar por estas mismas experiencias:

Sri Lanka
  • ¿Has viajado alguna vez a Sri Lanka?
  • ¿Has visto a Cristina?

Hablar del pasado reciente

Otro uso importante del pretérito perfecto de indicativo es el de hablar de un pasado reciente. Cuando hablamos de pasado reciente nos referimos al tipo de bloque de tiempo (día, semana, mes, año, década) que hayamos elegido. Por ejemplo:

Esto es una urraca
  • Cuando hablamos del día podemos decir:
    • Hoy he visto dos urracas que eran guapísimas y ayer vi un delfín.
  • Cuando hablamos de la semana:
    • Esta semana he comido garbanzos cinco días; la semana pasada, sin embargo, solo los comí dos veces.
  • O cuando hablamos del siglo:
    • A lo largo de este siglo han desaparecido ocho especies de animales, el siglo pasado desaparecieron sesenta y ocho.

En este caso lo importante es que hablamos de cosas que han terminado en un espacio actual, no importa de cuánto tiempo abarque este espacio.

Hablar de un futuro seguro

Este es el uso más peculiar del pretérito perfecto. Hablar del futuro es, en general, algo curioso. Muy a menudo usamos el presente para hacerlo («Mañana voy al médico») o perífrasis («Este viernes voy a ir al museo») en lugar de usar el tiempo verbal al que llamamos futuro («El fin de semana iré al campo»). Cada una de esas opciones nos aporta un matiz distinto, el pretérito perfecto también lo hace.

Usamos el pretérito perfecto para hablar del futuro cuando nos queremos referir a cosas que sucederán antes de otro momento del futuro y que sabemos seguro que sucederá. Por ejemplo:

  • Estas galletas están buenísimas, cuando llegues a casa ya nos las hemos comido.
  • Voy a estar toda la tarde estudiando, así que cuando llegues seguro que ya he terminado.

Tenemos que tener cuidado y no confundir este uso con el futuro perfecto. Mientras que el futuro perfecto nos sirve también para hablar de cosas que sucederán antes de otro momento del futuro:

  • Yo creo que cuando llegues tú yo ya habré llegado.

el pretérito perfecto nos sirve para marcar que tenemos control sobre ello, que tenemos la seguridad de que sucederá.

Si quieres leer más entradas sobre los usos de los tiempos verbales:

Recuerda que puedes suscribirte a mi boletín aquí:

Puedes consultar cualquier duda conmigo a través de este formulario:

Iconos diseñados por Flat Icons

Iconos diseñados por Dighital

2 respuestas para “Usos del pretérito perfecto”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.